Técnicas de seducción: ¿Cómo atraer a los demás según la psicología?

Técnicas de seducción para hombres y mujeres

¿Sientes que no puedes seducir a los demás? ¿Crees que el arte de la seducción no se aprende? Descubre cómo seducir a los demás a través de técnicas de seducción psicológicas.

¿Se puede llegar a ser un seductor? ¿Es la seducción un arte o es intrínseco de la personalidad? Todo el mundo desea ser un as de la seducción. A pesar de ello, muchas veces las personas pecan de no tener habilidades suficientes para mostrar sus encantos y poder seducir a los demás. Aquí os mostraremos en qué consiste la personalidad de un seductor así como algunos trucos psicológicos con los que llegar al corazón de alguien. Aun así aunque aprendas el arte de la seducción la realidad es que seducir a una mujer o a un hombre sólo valdrá la pena si realmente existe un vínculo en común.

¿Qué influye en la seducción?

La seducción es un arte que es difícil tanto de explicar como de enseñar. Aunque lo mejor para llegar a ser todo un seductor es disfrutar de una buena autoestima y seguridad, es verdad que desde la psicología existen algunos secretos con los que podemos jugar con ventaja.

1. El olor y las feromonas

En la seducción tiene un papel muy importante el olor. Todos los olores corporales son detectados por nuestro organismo a nivel inconsciente, ellos contribuyen muchísimo a nuestras primeras impresiones, ten por seguro, que no huele igual una persona segura y con una gran autoconfianza y amor por los demás que un sujeto temeroso, inseguro y misántropo.

Los seres humanos, como otros mamíferos estamos programados biológicamente, para detectar los olores corporales de manera automática, sin pasar por nuestro nivel consciente. Se sabe que cuanto más olores diversos disponemos en nuestra memoria, más emociones y sentimientos tenemos, que a su vez, son suscitados por los olores, las situaciones y los contextos en los que tuvieron lugar y, por tanto, mayor es el nivel emocional inconsciente, que nada tiene que ver con el nivel emocional expresado o percibido.

2. La química de nuestro cerebro

Existe  un neurotransmisor en los humanos que se llama feniletilamina, ésta es una sustancia precursora de la dopamina y se sintetiza a partir de la fenilalanina. La feniletilamina se cree que es la causante del enamoramiento y la sensación de pasión, es el neurotransmisor responsable del amor romántico y del arte de la seducción. Esta sustancia se desarrolla a partir de miradas, apretones de manos, pequeños roces corporales y diversas activaciones sencillas como aproximaciones corporales, pequeños gestos provocadores etc. Es fundamental el contacto visual directo, que estimula la feniletilamina y despierta la sensación de estar enamorados. Los efectos corporales más visibles, son las pupilas dilatadas y grandes, éstas se ensanchan mirando las partes del cuerpo de tu pareja que te gustan y a partir de pensamientos amorosos y sexuales.

3. Nuestro lenguaje y comportamiento

Una vez en situación de ligue, debemos fomentar breves y suaves contactos casuales y aproximaciones corporales no consumadas, además de ir incorporando, poco a poco insinuaciones y contactos físicos amistosos y juguetones. Es muy estimulante incorporar un lenguaje muy cargado de adjetivos y verbos insinuantes en nuestro lenguaje corriente; adjetivos tales como caluroso, sensual, jugoso, caliente, tentador, emocionante, ardiente, entre muchos más.

4. Hacer sentir al otro deseado

Una regla muy importante es hacer sentir al otro como el centro fascinante de tu deseo con miradas, aproximaciones corporales, sonrisas y posturas insinuantes; en general se dan los siguientes comportamientos.

¿Qué influye en la seducción?

¿Qué rasgos psicológicos participan en la seducción?

Existen muchos factores que participan en la seducción. A pesar de ello, nosotros podemos intentar mejorar aquellos que dependen de la psicología. Intentar mejorarlos hará que tus capacidades para seducir a los demás sean mejores aunque siempre lo que determinará el éxito será el vínculo que se forme entre los dos participantes.

  • Mirada: Contacto visual imprescindible para estimular el interés.
  • Sonrisa: Mantiene la armonía y el magnetismo personal, te hace siempre agradable.
  • Los gestos: Cuida tu expresión corporal, mantén siempre una posición relajada.
  • Seguridad y confianza: Denota madurez y sensibilidad. Sé sincero.
  • Sentido del humor: Con acierto, precisión, oportunidad y sin exceso.
  • Saber escuchar: Te hace cercano, atento y agradable.
  • Misterio: Ir descubriendo la vida del otro, poco a poco es fascinante y le hace sentir especial, como si sólo se lo hubieras contado a él o ella.
  • Paciencia: Avanzar con serenidad, seguridad y sin prisa, es más gratificante y estimula la motivación, el deseo y la pasión. (La paciencia es la clave fundamental del éxito.) 

Técnicas de seducción

Como ya hemos dicho para seducir a un hombre o a una mujer una de las primeras reglas básicas es mostrarte tal como eres. Aun así la psicología ha establecido algunas técnicas de seducción con las que podemos tener unos puntos extra delante de la persona que nos gusta.

1.  Muestra seguridad

Una de las claves de la seducción está en gozar de una buena salud mental. Por ello, es esencial tener tanto una buena autoestima como mostrarse seguro delante de los demás. Mostrar seguridad en ti mismo, ser libre y natural, sin complejos, debemos dejarnos llevar por nuestros instintos y no tratar de ser otras personas.

2.  Ten presente tus puntos fuertes

Debes aprovechar cada uno de tus encantos, para ello es necesario que antes de saber cómo ser seductora o seductor es esencial autoconocerse. La base para seducir a los demás es saber qué puntos fuertes tenemos y cómo podemos remarcarlos delante de nuestro amado.

3. Se divertido

Tener un buen sentido del humor así como ser gracioso son dos puntos fuertes para poder ser un as de la seducción. Tanto es así que para poder dominar el arte de seducir es vital divertirte junto a la persona que te gusta.

4. Sonríe

La sonrisa es vital para atraer a todas las personas de tu alrededor. Tanto es así que para la seducción de mujeres o hombres es fundamental intentar mostrarte alegre y sonriente. Esto sucede porque al generar endorfinas nos mostramos más cercanos a los demás.

5. Ten una buena autoestima

Gozar de una buena autoestima así como no padecer de ansiedad, depresión o estrés es fundamental si quieres ser un seductor delante de los demás. Por eso, la salud mental va de la mano del arte de seducir.

Técnicas de seducción

6. Se misterioso

Una manera de captar la atención de los demás será a través de fomentar una atmosfera de misterio. Para ello, puedes intentar no dar demasiados datos de tu vida personal para que los demás acaben queriendo saber de ti.

7.  Muéstrate empático

La empatía es la base de cualquier fórmula para la seducción. Para poder seducir a alguien es importante tanto tener un tono de voz agradable como mostrar interés y fomentar la comunicación.

8. No hables demasiado de ti

Las personas que no paran de hablar constantemente de sí mismos se muestran arrogantes delante de los demás. Por ello, es vital para seducir a los demás intentar cultivar conversaciones que sean sobre temas interesantes y no sólo girar entorno nuestros intereses.

9. Relájate

Para poder seducir a una mujer o a un hombre es vital intentar procurar mantener una actitud relajada sin mostrar ni tensión ni inseguridad en tus actitudes. Esto hará que todo fluya mejor entre los dos y además fomentará que haya un buen ambiente.

10. Ten paciencia

Conocer y seducir a los demás no es cosa de un solo día. Por eso es fundamental intentar conocer a la otra persona con delicadeza y dedicándole tiempo. El amor siempre requiere de  trabajo y dedicación.

Junto a estas claves podrás mejorar tus habilidades para poder seducir a los demás. Pero lo fundamental en el arte de la seducción es estar bien tanto dentro como por fuera. Por ello, para ser un as de la seducción deberás gozar de una buena salud mental. 

Fuente: Mundopsicologos